Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Filter by Categories
Sin categoría
¿Qué es Intramurs?

 

 

#ATÒPIC – Intramurs 2018

Como cada año en Intramurs, nuestra imagen es nuestro emblema. Nuestros carteles se caracterizan por convertirse en iconos que resumen a la perfección nuestra forma de entender el arte, la vida y la ciudad. En esta edición, en la cual cumplimos 5 años, nuestro lema es #Atòpic y nuestra imagen una mano recubierta de un líquido blanco, que lo empapa y cubre todo como una segunda piel. Un bálsamo que igual protege y calma, como abrasa; haciendo que afloren nuevas sensaciones ocultas.

Se trata de una imagen potente y cargada de simbología que habla de nuestro emblema: #Atòpic. Lo atópico es aquello que duerme inconsciente bajo la piel, aunque nosotros lo ignoremos. Sin embargo, ante cualquier elemento externo y desestabilizador, sale a flote manifestando su existencia. Como un eccema que invade nuestra dermis, como una urticaria imparable que nos impide dejar de rascarnos. La piel atópica es la piel sensible al medio, por lo tanto cuanto más la sometamos a agentes externos, cuanto más la toquemos y friccionemos más espacio le damos a aquello que está oculto para surgir y volverse visible.

En Intramurs queremos que las reacciones ante el arte sean atópicas. El arte debe estimular aquello que permanece inmóvil, y al despertarlo empieza un proceso doloroso, un proceso que pica e incluso horroriza. El eccema se vuelve enorme y lo monstruoso de nosotros mismos aflora. Pero ese proceso termina siendo catártico, pues la dermis se seca y se vuelve más fuerte, más dura que nunca. El arte que provoca en nosotros alteraciones atópicas es aquel que tiene un poder transformador y revelador, ya que presenta realidades que aunque nos desestabilicen, no dejan de necesitar ser escuchadas.

El líquido resbaladizo de nuestro cartel, sería el arte en sí mismo. Esa emulsión de contenidos que una vez empieza a invadirnos el cuerpo, es casi imposible de parar. El elemento sobre el cual cae la substancia es una mano. Pero ¿por qué una mano?:

Una mano porque es el vehículo que nos pone en contacto con la comunidad. Con nuestras manos construimos, día a día, nuestra realidad. También una mano porque ellas son nuestro rastro. Las primeras expresiones artísticas de la humanidad fueron huellas de manos en cuevas prehistóricas. Con la mano lo tocamos y lo experimentamos todo, y al hacerlo dejamos nuestra huella. Pero también arrancamos parte de la superficie, con lo cual esos actores externos invaden igualmente nuestro organismo. Es un proceso bilateral, que implica y afecta ambos. El arte contemporáneo no puede ser entendido si no sacrificamos alguna parte de nosotros en él.

Por último, elegimos una mano porque con todos sus dedos podemos contar los 5 años que cumple este festival, y el cinco nos parece una cifra perfecta. Este número áureo es el símbolo de la quinta esencia, es decir la suma de los cuatro elementos de la naturaleza (agua, tierra, fuego y aire) más el quinto elemento (el espíritu). Lo cual nos recuerda que este festival, sin el espíritu de la ciudad no tendría sentido. Y este espíritu lo formáis todos aquellos que cada octubre cruzáis las murallas de la antigua Valentia Edetanorum, como fieros guerreros y guerreras, para encontraros con el monstruo del Arte en estado puro.

Para terminar cabe recordaros, como comunica nuestro cartel, que en este Intramurs 2018 es importante dejar que lo raro, lo nuevo, lo fresco, lo enrojecido y lo atópico os invada para sentir el arte como un proceso interno, transformador y purificador. Es substancial andar por Valencia con todos los poros de vuestra piel receptivos. Debéis prestar atención a vuestro entorno, pero también a vuestro cuerpo. Y cuando veáis algo que os escueza, simplemente dejarlo salir, hacerlo vuestro y pensar para vuestros adentros que sarna con gusto no pica.

 

I am raw html block.
Click edit button to change this html

//